Salud

Hacer ejercicio durante el embarazo: ¿benéfico o peligroso?

Martes 9 de mayo de 2017


Publicidad

Un experto nos aclara algunos de los principales mitos sobre el ejercicio y el embarazo

Por Olivia O'Gam Espinosa

Si estás embarazada es muy probable que ya hayan comenzado a lloverte un sinfín de consejos de amigos y familiares, especialmente sobre aquello que no debes hacer por tu bien y el del bebé. Con frecuencia estas recomendaciones tienen que ver con el ejercicio, pues muchos sostienen la teoría de que certeramente será dañino para ti, por lo que es necesario abstenerse.

DESCUBRE MÁS

 

En Nueva Mujer decidimos buscar a un experto que nos ayudara a conocer la realidad sobre el ejercicio durante el embarazo, por lo que entrevistamos a Rodrigo Ayala Yáñez, gine-cobstetra del Centro Médico ABC, quien arrancó nuestra charla asegurando: "Hay un porcentaje significativo de médicos que no están muy de acuerdo con el ejercicio durante el embarazo, pero la verdad es que las investigaciones más recientes y la experiencia han permitido demostrar que el ejercicio sí es algo benéfico. No hace milagros, pero sí mejora mucho la calidad de vida de la mamá y del bebé".

Es muy importante no perder de vista el hecho de que sí hay una clara diferencia entre las mujeres que mantienen una rutina de ejercicio desde antes de embarazarse y aquellas que llevan una vida más sedentaria. "Una mujer que viene con una rutina de ejercicio desde tiempo atrás, antes de embarazarse, no tiene ninguna indicación por la cual tenga que interrumpir su ejercicio. En el caso de mujeres que no hacen ejercicio, se recomienda que hagan algunas rutinas que se les faciliten y que vayan acorde a su rendimiento y sus capacidades".

El experto enfatiza que se recomienda, en ambos casos, reducir al mínimo el ejercicio durante el último trimestre del periodo de gestación y que toda actividad física sea siempre supervisada y autorizada por un médico especializado.

Beneficios de hacer ejercicio

El doctor Ayala pide no dejar de lado que la gran mayoría de los análisis que se han realizado sobre el ejercicio y el embarazo se han hecho con mujeres sanas, pero que existen diversas enfermedades y condicionantes que pueden complicar un embarazo y hacer ejercicio en un embarazo considerado de alto riesgo o con un diagnóstico negativo puede complicarlo más.

Entre los beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo se encuentran:

• Mejora la fuerza y el rendimiento físico de la madre.

• Fortalece su capacidad respiratoria.

• El incremento de peso se puede controlar mejor.

• Reduce las posibilidades de padecer diabetes gestacional.

• Ayuda al sistema circulatorio.

• Reduce la hinchazón en las piernas que puede producirse al final del embarazo.

• Mejora la autoestima de la mujer.

• Es una vía para reducir el estrés.

Yoga y natación, lo más recomendable

Cuestionado sobre las rutinas más recomendables durante el embarazo, el experto del Centro Médico ABC, refiere: "Los ejercicios en los que deben enfocarse son los cardiovasculares: estar en una elíptica, caminar, correr, bicicleta estática. Hay que tomar en cuenta que correr, no es tan recomendable cuando vamos adentrándonos más en el embarazo y va creciendo el bebé, porque todo este movimiento, en un momento dado, puede condicionar el movimiento de la placenta y precipitar un parto prematuro. Conviene hacer ejercicios cardiovasculares que no sean tan intensos".

Uno de los ejercicios que más recomienda este experto es la natación, ya que en su opinión reduce mucho el estrés de la madre durante la gestación: "Hay estudios que demuestran que la natación reduce la hinchazón de las piernas hacia el final del embarazo. Ayuda a la parte cardiovascular, activa la circulación y tiene la capacidad de mover todas sus extremidades con mucha libertad".

Aún existen pocos estudios sobre el yoga y el embarazo, lo que es un hecho es que en los últimos años se ha vuelto una tendencia y millones de mujeres en el mundo lo practica. Entre sus beneficios durante la gestación están el fortalecimiento del piso pélvico, disminución del estrés, mejora la capacidad respiratoria y la flexibilidad y es muy útil durante el trabajo de parto.

"El piso pélvico, por donde va a salir el bebé, llega a ser un punto de mucho estrés y el yoga tiene muchos beneficios en cuanto a su fortalecimiento. Desde luego, es importante revisar qué posiciones y qué ejercicios son recomendables para pacientes embarazadas en sus diversas etapas".


Para el especialista, lo ideal es que las mujeres puedan hacer ejercicio antes, durante y después del embarazo, aunque es un hecho que hay muchas que llevan una vida sedentaria. Para ellas, lo más recomendable es: "Ir con su médico para que les diagnostique su embarazo y revisar si no hay una contraindicación para el ejercicio. Yo iniciaría con ver cómo les va caminando, haciendo elíptica o natación en intervalos y periodos cortos. Se trata de algo muy tranquilo, reducido, pausado y controlado".

Finalmente el doctor Ayala subraya en qué momentos el hacer ejercicio no está recomendado para las mujeres embarazadas: "Si son pacientes que ya tuvieron un embarazo complicado, desprendimiento de placenta, amenaza de parto prematuro o aborto. ¿Cuando se puede restablecer el ejercicio? Todo va a depender de cómo vaya evolucionando el embarazo.Sugiero que, una vez que rebasen las 30-32 semanas de gestación, hay que disminuir la cantidad de ejercicio. Si era una persona que estaba acostumbrada a caminar, hacer yoga o elíptica es momento de hacer menos tiempo, de esa manera no se está extenuando y no pone en riesgo su embarazo.

No hay que tenerle miedo a la actividad física. El ejercicio no es algo contraindicado en el embarazo, pero siempre bajo supervisión y conocimiento del médico".

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES

5 smoothies de frutas ricos en fibra: saludables y deliciosos
Imagen foto_00000016 

Y EN VIDEO

 

aviso
Notas relacionadas
aviso