Pareja

Volver a tener sexo tras el parto: tips para recuperar el deseo

Martes 9 de mayo de 2017


Publicidad

La reducción del impulso sexual es evidente tras un parto, pero esta realidad no es eterna y nuestra sexóloga te da sus consejos para retomar el deseo en pareja.

Por July Ruiz

Volver a la intimidad sexual luego de ser madres es uno de los temas que menos se habla. Sin duda, los cambios hormonales, el cansancio, los miedos y demás acompañan al decaimiento de la vida sexual de toda mujer que acaba de dar a luz. Sin embargo, después de las primeras seis semanas, se recobra de forma progresiva.

Tras el parto, la vida sexual de la pareja se resiente. Esto se debe a distintos factores, como cambios hormonales y dolores físicos en la mujer, excesivo cansancio o temores diversos (al dolor, a un nuevo embarazo, etc). Para mejorar la actividad sexual tras el parto es clave una buena comunicación en la pareja, además de ejercicios para tonificar el suelo pélvico.

       DESCUBRE MÁS:

 

Estudios indican que el estado hormonal de la mujer tras el parto es "comparable a un hipogonadismo", es decir, el problema que se produce cuando las glándulas sexuales generan pocas o ninguna hormona. Por ello, lo normal es que no haya relaciones con penetración durante el periodo llamado cuarentena, las primeras seis semanas tras el nacimiento del bebé. El deseo sexual retorna a la pareja entre la tercera y cuarta semana tras el parto.

Luego de este descanso, la respuesta sexual se recupera de forma progresiva. A los tres meses del parto, la capacidad orgásmica es igual e incluso algo superior a la que existía antes. En ese período, la mayoría de mujeres ya han reanudado su vida sexual.

Ciertas actividades ayudan a recuperar una vida sexual plena tras el parto:

1. La más importante es la buena comunicación para un mejor sexo tras el parto. El diálogo en la pareja siempre es importante, mucho más en una situación tan especial como la que sigue al parto. Cuanto mayor es la comunicación, con mayor plenitud se disfruta de la vida sexual.

2. Usar ciertos trucos para recuperar el deseo. Expresar cariño, caricias, sorpresas románticas avivan el deseo. Alimentos afrodisíacos, como el chocolate, pueden ayudar.

3. Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, en especial el de contracción del músculo pubocoxígeo (en el suelo de la pelvis), son conocidos de forma corriente como ejercicios de Kegel. Estos ejercicios fueron pensados en un principio para controlar la incontinencia urinaria -muy común en las semanas posteriores al parto-. Sin embargo, se comprobó que también ayudan a incrementar el placer sexual, tanto de la mujer como de su pareja.

Existen varias formas de realizar los ejercicios de Kegel, pero todas consisten en contraer y relajar el músculo vaginal. Esta tarea se puede llevar a cabo sentada o de pie. Incluso, mientras que se hace otra actividad, como trabajar o viajar en transporte público. Es contraer la vagina durante segundos y luego soltarla.

4. Usar el método anticonceptivo adecuado. La pareja necesita un método anticonceptivo que sea seguro y que les permita disfrutar del sexo sin miedo a un nuevo embarazo. Y es que este temor es una de las principales causas del retraso en la recuperación de la normalidad sexual.

5. Usar lubricantes para alimentar el placer, ya que los cambios hormonales pueden ocasionar sequedad vaginal en la mujer. Para solucionar este inconveniente y superar el miedo al dolor, se pueden usar lubricantes y geles vaginales. De preferencia hay que elegir sustancias de bases hídricas o solubles en agua, con un pH un poco ácido. También los hay más duraderos, que pueden aplicarse incluso antes del coito.

En algunos casos, los problemas sexuales tras el nacimiento del bebé perduran más allá de lo normal. Los principales son la falta de información y los temores. La recomendación es conversar en pareja, paciencia, amor mutuo y muchas ganas de retomar siempre la intimidad.

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

11 técnicas más populares para alcanzar el orgasmo

aviso
Notas relacionadas
aviso