Pareja

“Stealthing”, la nueva práctica sexual que pone en riesgo la salud y la dignidad

Miércoles 26 de abril de 2017


Publicidad

Si tu pareja hiciera algo que no estás de acuerdo durante el acto, ¿se considera violación? Esta práctica ha abierto el debate una vez más.

Por Karen Hernández

En los últimos días se ha gestado un tema en Internet que ha causado gran controversia por tratarse de un acto que atenta contra las mujeres. Se trata del "stealthing", una práctica sexual que se ha puesto en tendencia y que trata de que el hombre se retire el condón A PROPÓSITO Y SIN AVISARLE a su pareja, con el fin de sentir mayor placer en el climax.

El "stealthing" se traduce como sigilo y más allá de ser una moda, es un acto de violencia mientras no esté consensuado (aceptado por ambas partes). Sí, los accidentes pasan y el condón se puede salir sin darnos cuenta durante el acto, pero de eso a retirarlo a propósito y sin que la pareja se entere, es otra cosa muy diferente, pues se rompe con la confianza básica en cuanto a los términos en los que se ha consentido la relación sexual. A parte de que puede desatar consecuencias, como un embarazo no deseado o el contagio de una ETS o VIH.

        DESCUBRE MÁS:

 

Un estudio publicado por la Columbia Journal of Gender and Law, utiliza el término "violación-adyacente" para definir este acto, así como una situación que puede o debería tener repercusiones legales por considerarse una violación

La autora del estudio, Alexandra Brodsky, de la Escuela de Leyes de Yale, definió cómo la eliminación del condón "expone a las víctimas a los riesgos físicos del embarazo y la enfermedad". Además, indicó que las entrevistas que realizó dentro la investigación son un manifiesto de que las víctimas experimentan el acto "como una grave violación de la dignidad y la autonomía".

Lo cierto es que los tribunales aún no definen esta situación. Sin embargo, es un problema que expone cómo definimos la agresión sexual y la violación, ya que le puede pasar a cualquiera que esté expuesto, tanto homosexuales como heterosexuales.

A principios de este año, un hombre de 47 años fue condenado por La Corte Criminal de Lausana, en Suiza, por quitarse el condón a mitad del acto sexual sin que su pareja lo supiera. Esto puede ser un avance en la lucha contra la cultura de la violación, pero vamos, vivimos en un tiempo donde está tan normalizado que aún se debate hasta dónde es violación.

Recordemos que una agresión va desde la cosificación sexual, hasta el uso de chantajes y manipulación para tener sexo y claro, el negarse a mantener relaciones sin protección. Y es simple, no es no. De acuerdo con la RAE, violar es "infringir una promesa, tener acceso carnal con alguien en contra de su voluntad, fuera de sus sentidos o sin su consentimiento". ¿Entonces?

Es importante dejar claro que el retiro no consensual del preservativo es una agresión sexual, pues obliga a las personas a algo que no esperaban y que probablemente no hayan acordado. A todas y todos nos gusta sentirnos protegidos y saber que nuestra pareja está en nuestro mismo canal, ¿o no? 

Cuando de sexo se trata, hay tantos factores de por medio que no se debe callar. Además de las consecuencias físicas (y de salud) antes mencionadas, se puede caer en daños emocionales irreversibles. 

 

TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES

Imagen foto_00000002

 Y EN VIDEO

No compartas videos de violencia sexual, mejor denuncia

 

 

aviso
Notas relacionadas
aviso